El display o como acabar comprando algo que realmente no necesitas.

En pleno 2015 nos encontramos rodeados de publicidad. Esta gran industria ha ido creciendo y adaptándose a las nuevas tecnologías, medios y a la sociedad en general. La publicidad estudia su alrededor, estudia las tendencias, los cambios sociales, culturales, tecnológicos, estudia el comportamiento de los individuos, sus hábitos de consumo e intenta introducirse en el modus vivendi de cualquier persona como un elemento más de su día a día.  Todo con un simple objetivo, vender y crear necesidades al consumidor.

Actualmente nuestra sociedad se caracteriza por estar constantemente expuesta al público. Desde la aparición de Internet y las redes sociales como Facebook, Instagram, Linkdn, Youtube, My Space, etc. conocer los gustos y la vida privada de los usuarios es pan comido. Nos hemos convertido en sujetos completamente dependientes de internet y estamos constantemente conectados a la red. Es más, este medio a evolucionado del gran ordenador de mesa, al pequeño ordenador portátil y finalmente a la pantalla del móvil. Nos hemos convertido en expertos en el multitasking, estar conectado a la vez en diferentes medios y aparatos, y somos adictos a la conexión con el mundo online. La publicidad como buen camaleón ha sabido adaptarse a la perfección a estos nuevos cambios y ha sabido aprovechar las ventajas que proporciona este nuevo medio para seguirnos, persuadirnos e informarnos constantemente de productos.

Cuando navegamos por la red nos encontramos constantemente avasallados por banners, que de forma más o menos original y más o menos insistente y molesta nos incitan a clicar. Por ejemplo, todos hemos escuchado una canción en “youtube” y nos ha aparecido el anuncio que tienes que escuchar sí o sí si quieres disfrutar de la canción, o todos hemos abierto cualquier página web y nos ha aparecido de repente una pantalla incitándonos a clicar en el enlace. Este tipo de publicidad está en proceso de evolución, ya que en un inicio era un formato sencillo, fácil, persuasivo pero a la vez molesto. Ahora nos estamos encontrando con un cambio en los banners ya que intentan interactuar con el usuario, hacerlo partícipe, ser original y crear un engagement con el usuario para esconder de forma más atractiva el hecho de que no deja de ser un banner publicitario.

Una de las técnicas más utilizada es la conocida como remarketing. Todos hemos ido al conocidísimo portal “Amazon” hemos llenado la cesta de libros y elementos que a la hora de pagar hemos dicho, bah no lo necesito, es igual. Al cabo del rato vas a “Youtube” a escuchar una canción y que casualidad que al lado de la pantalla aparece un anuncio de “Amazon” justamente con el libro que habías puesto en la cesta pero que finalmente no habías comprado. En esto consiste el “remarketing” y aquí está el motivo de mi adicción a la compra online.

Os pongo una imagen muy ilustrativa de esta estrategia por si no me he explicado del todo bien.

Besos y abrazos.

xoxo

 

remarketing-campaign

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s